Premios 14 de Abril

Los premios 14 de Abril  reconocen la labor de personas cuyo compromiso en la lucha contra el franquismo y por la conquista de las libertades han hecho posible la democracia en nuestro país. Pretenden contribuir, de este modo, a reivindicar los valores de la República: Libertad, Justicia, Igualdad. 

PREMIOS 14 DE ABRIL. 2018

En 2018 los Premios 14 de Abril tienen nombre de mujer. Los reconocimientos que concede la Asociación llegan en esta ocasión a Matilde Landa Vaz (1904-1942), uno de los símbolos más significativos del movimiento de las mujeres contra el golpe de Estado y la dictadura franquista, y a las mujeres  que se comprometieron en Motril en su lucha por las libertades democrática contra la dictadura. El acto de entrega de los premios tendrá lugar en el Teatro Calderón de Motril, el martes, 17 de abril, a las 19:30.

El acto contará con la participación de Mariano López, nieto de Matilde Landa y con una amplia representación de las mujeres de Motril que recibirán el reconocimiento.

Tras la entrega de los premios, el cantaor Juan Pinilla junto con Antonio Arias (de Lagartija Nick) ofrecerán una actuación musical con canciones y músicas de la Memoria.

Matilde Landa Vaz, un símbolo de las mujeres que defendieron la República y combatieron la dictadura franquista. 

La historia de Matilde Landa es estremecedora. Dirigente del PCE, Landa formó parte durante la Guerra de la sección de información popular del subsecretariado de Propaganda del Gobierno Republicano donde recorría la España republicana organizando conferencias para levantar la moral a los combatientes republicanos. Además, fue voluntaria en el Socorro Rojo Internacional, desde donde participó activamente en la evacuación de la población de Málaga en febrero de 1937 (La Desbandá).

Detenida en abril de 1939, estuvo aislada e incomunicada durante seis meses. Condenada a muerte tras la victoria de las tropas franquistas, Matilde ingresó en la cárcel de Ventas de Madrid, donde permanecían alrededor de 10.000 presas. Desde dentro, con el permiso de la directora de la prisión, compañera de la residencia de estudiantes, montó la llamada Oficina de Penadas, que se encontraba en su misma celda. Se trataba de una máquina de escribir en la que Matilde escribía recursos para que sus compañeras no fueran fusiladas una vez escuchados sus casos.

En poco tiempo se convirtió en la reclusa más carismática. La joven comunista se había convertido en un símbolo de dignidad y resistencia para sus compañeras reclusas. Un amigo de la familia, cercano al régimen franquista, intercedió para que no fuera ejecutada. A cambio, el régimen la condenó a 30 años de prisión que debían cumplirse fuera de la península. Fue entonces cuando trasladaron a Landa a Mallorca. Era el mes de agosto de 1940.

Landa se convirtió entonces en el objetivo propagandístico de la Iglesia balear. Su conversión al catolicismo sería una gran arma propagandística y minaría la moral de los vencidos. No bastaba con vencer. Había que humillar y convertir a los derrotados. Matilde fue apartada del resto de presos y sólo podía hablar con Bárbara Pons, de Acción Católica, quien se encargaba de que finalmente aceptara la conversión al catolicismo.

Allí, el régimen franquista ofreció a la dirigente comunista mejoras en la alimentación de los hijos de las presas del penal de Mallorca a cambio de su bautismo y conversión al catolicismo. Matilde eligió sus principios. El 26 de septiembre de 1942, día que estaba prevista la ceremonia de bautismo, Landa se precipitó por la terraza hacia el patio interior de la prisión. Prefirió la muerte a renunciar a sus convicciones ideológicas. [Leer más]

Mujeres que lucharon contra el franquismo en Motril

Las mujeres van a participar de un modo activo y decisivo en la demanda de amnistía, en la necesidad de sindicatos democráticos, contra la carestía de la vida, por la mejora de los barrios, por el derecho a la educación, por la igualdad jurídica, por la mejora de las condiciones laborales, por la creación de guarderías, por un salario igual a igual trabajo, por el control de la natalidad, por su sexualidad, por el derecho al aborto y el divorcio…

Las mujeres también se movilizaron en Motril para combatir la represión de la dictadura en nuestra ciudad y luchar por la llegada de un régimen democrático. Fueron muchas las que por propia iniciativa estuvieron en la resistencia cotidiana a la dictadura y el rechazo a los modelos de conducta impuestos a las mujeres por el régimen y la iglesia. También fueron muchas las que, al lado de sus compañeros, compartieron la clandestinidad y sus penalidades.

En todas esas luchas y movilizaciones estuvieron las mujeres en Motril, reafirmando su identidad, creando redes informales de género que contribuyeron a avanzar hacia una sociedad formalmente democrática. Unas luchas y unas conquista que nos traen hasta nuestros días.

A pesar de ello, las mujeres siguen sufriendo hoy las consecuencias de los cuarenta tenebrosos años de dictadura… y de los cuarenta años de régimen actual, incapaz de abordar políticas de género que contribuyan a revertir por completo la herencia del franquismo, como en otros muchos ámbitos.

El reconocimiento a estas mujeres es, por lo tanto, un reconocimiento colectivo, personalizado en once mujeres que debe hacerse extensivo a todas ellas, a todas las mujeres.

Carmen Morales Maldonado
Concepción Vílchez Puertas
Concepción Mercado Estévez
Dolores Morales Morales
Francisca Cano Molina
Isabel Correa Maldonado
Josefina Palacios Aguilar
Marina Ortega González
Natividad Fernández Merino
Rafaela Aguado Díaz
Trinidad Fernández Ortega

Con este reconocimiento a las mujeres, los Premios 14 de Abril quieren reafirmar su compromiso con los valores de la segunda República española desde el convencimiento de que no hay garantía de igualdad y de derechos sociales y democráticos sin República. 

Estamos convencidos de que el futuro es mujer.  Creemos que el futuro es República. Defendemos que la Tercera República será feminista o no será.


PREMIOS 14 DE ABRIL. 2017

Los premios, que llegan a su segunda edición, se han concedido a Francisco Pérez Terrón y a Miguel Salado Cecilia, a título póstumo, se entregaron el martes, 16 de mayo en el Teatro Calderón de la Barca de Motril.

Tras el acto de entrega, se representará la obra teatral España Ingobernable, interpretada por Alberto San Juan y Fernando Egozcue. Una selección de textos y canciones indignadas e indignantes que repasan la historia de España desde la Segunda República hasta el día de hoy.  Un recital austero y emotivo creado y puesto en escena por Alberto San Juan que recita, habla y canta. Desde el Lorca de Poeta en Nueva York hasta el Albert Pla de Majestad, uno de los momentos cumbres de la obra. 

españa ingobernable_PremiosPero en España Ingobernable no encontramos sólo indignación social, hay también una exaltación del amor, el compañerismo y la libertad. Eso son en esencia los 75 minutos de España Ingobernable, que termina con una llamada a que “empecemos a vivir”.

Por eso, perderse España ingobernable, sería imperdonable.

Por ello, la Asociación ha querido programar la obra en el acto de entrega de los Premios, que han recaído en esta segunda edición en Francisco Pérez Terrón y en Miguel Salado Cecilia, a título póstumo.

La Asociación 14 de Abril destaca con este reconocimiento la figura de dos personas con una trayectoria vital intensa, caracterizada por su compromiso con la recuperación de las libertades en nuestro país.

Los Premios 14 de Abril cuentan con el soporte y la colaboración del Ayuntamiento de Motril y de la Diputación Provincial de Granada.

Paco Terrón y Miguel Salado, dos referentes de honestidad y coherencia

Francisco Terrón, motrileño, periodista, comunista, republicano, guerrillero, decorador…

Cursa estudios de periodismo en Madrid y se incorpora al diario Pueblo para, más tarde, incorporarse como agregado de prensa en la embajada española en Noruega.

En Francia entra en contacto con el gobierno republicano en el exilio, que le propone hacerse cargo de su gabinete de prensa, propuesta que acepta de inmediato abandonando la embajada y solicitando refugio político en ese país. En ese momento Paco Terrón ya militaba en el Partido Comunista de España.

Desde Francia secunda la iniciativa de Valentín González “el Campesino”, para realizar una serie de acciones de guerrilla y hostigamiento en el Pirineo español, a pesar de que la idea no contaba con el apoyo del gobierno republicano en el exilio ni del Partido Comunista, que acababa de aprobar su política de reconciliación nacional.

No obstante, se embarca en la aventura durante los cuatro meses que duró antes de verse obligados a refugiarse de nuevo en Francia acorralados por el ejército y la guardia civil. Por su participación en estas acciones, Paco Terrón es cesado de sus funciones en el gobierno republicano. Dedicándose desde entonces a diversas actividades profesionales.

Colabora con Mundo Obrero en Francia y participa en el proyecto de su edición en España tras la llegada de la democracia.

Tras su jubilación y de vuelta en Motril, ha mantenido vivo su compromiso con sus ideales de libertad y de progreso, convirtiéndose en un referente de coherencia política y de honestidad intelectual para todos los que compartimos esos valores.

En 2013 publica Tocando Fondo, una novela personal en la que recorre buen parte de su trayectoria vital, desde que viera la luz en Motril en 1926.

Sigue apoyando activamente iniciativas políticas de izquierda en nuestra ciudad y colaborando en la prensa local con artículos de opinión.

La historia de Miguel Salado Cecilia es la de tantos otros que, en plena juventud, se echaron al monte como única salida y tras largos de lucha se encontraron con la muerte, con la cárcel o, con suerte, como en su caso, lograron salvar la vida a cambio de permanecer en el exilio durante gran parte de su vida.

Miguel Salado, Guerrillero Gómez, nació en Almuñécar en 1929 y desde niño sufrió las consecuencias del golpe de estado franquista, viendo como en 1938 su madre era encarcelada por ayudar a la resistencia antifranquista.

Como uno de los últimos miembros de la Agrupación Guerrillera Granadina protagonizó una larga marcha de 100 días desde la Sierra de Lújar a los Pirineos desde donde logró pasar a Francia y vivir en el exilio.

La historia de Miguel es la historia de un hombre sencillo, sinónimo de la historia de un pueblo mártir del terror fascista iniciado en 1936 y que perduró durante décadas. Es la historia de quienes no se rindieron, de los que no aceptaron el silencio impuesto por el terror y que, a sabiendas del gran riesgo que corrían, eligieron mantenerse fieles a sus convicciones y valores.

Miguel Salado falleció en el Hospital de Motril en enero de 2014.

PREMIOS 14 DE ABRIL. 2016

Luis Naranjo Cordobés.

El premio pretende reconocer la contribución de personas  y entidades a la causa de la recuperación de la Memoria histórica y democrática y a la extensión de políticas públicas de Memoria en nuestra tierra.

13007216_1105154606203585_888009182130249576_nEl premio ha sido concedido por decisión unánime de los miembros de la Asociación 14 de Abril a Luis Naranjo Cordobés.

Luis Naranjo preside el Foro por la Memoria de Córdoba. En la última década ha realizado numerosos estudios y trabajos de difusión sobre la represión franquista en Andalucía, entre otros Claves Sociales y Naturales de la Guerrilla antifranquista en Sierra Morena, que sirve de base al itinerario de la Memoria que existe en esta capital. Es coautor y coordinador de la publicación “Las presas de Franco” y ponente en encuentros         memorialistas.

Su paso por la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía entre 2012 y 2015 señaló un antes y un después en la implicación y el compromiso de la Administración en la recuperación de la Memoria democrática en nuestra tierra

El avance en la elaboración del Mapa de fosas comunes, la identificación y señalamiento de lugares e itinerarios de la Memoria, la ordenación e impulso de las exhumaciones y la estrecha colaboración con el trabajo llevado a cabo por el movimiento memorialista, caracterizaron una gestión valiente y determinación, además de una clara voluntad política de sus actuaciones, .que la Asociación ha querido reconocer.

Y, sobre todo, la elaboración por parte de su equipo del Proyecto de Ley de Memoria Democrática de Andalucía. Un proyecto que se elaboró de forma abierta con la participación ciudadana y de la sociedad andaluza que se está tramitando actualmente en el Parlamento andaluz.

La Asociación 14 de Abril concluía de este modo los actos organizados para conmemorar el 85 aniversario de la proclamación de la segunda República Española, anunciando nuevas actividades y proyectos que se llevarán a cabo a lo largo del año en la Costa con la pretensión de seguir contribuyendo, modestamente, a la tarea de dar a conocer la verdad, situar las dimensiones del terror franquista y extender la cultura democrática y la memoria histórica en nuestra tierra.

Los Premios 14 de Abril cuentan con el soporte y la colaboración del Ayuntamiento de Motril y de la Diputación Provincial de Granada.