Por una política pública de Memoria en Andalucía

Ese es nuestro compromiso. Y así lo manifestamos públicamente en el acto de clausura de la II Muestra de Cine de la Memoria “la desbandá”.

El pasado jueves, 19 de febrero, clausuramos la II Muestra de Cine de la Memoria, que ha sido posible gracias al apoyo de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía y a la colaboración del Cine Club Mediterráneo y al Centro de Educación del Profesorado (CEP) de Motril. Y, sobre todo, por el compromiso y participación de todas las personas que nos han acompañado a lo largo de todas estas jornadas de cine y debate que iniciamos  el pasado 10 de Febrero.

clausura homenajeados L1010434Clausuramos la Muestra con un emotivo homenaje a víctimas de “desbandá”, a través los testimonios de hombres y mujeres que, desde Motril, fueron testigos de aquella barbarie franquista. Y les rendimos homenaje de reconocimiento por su recuerdo, por sus palabras, para que aquel dramático episodio nunca pueda quedar enterrado en el olvido. Gracias a ellos, gracias a ellas: Francisco López Fuentes, Virtudes Martín Sabio, Antonio Sánchez García, Carmen Fernández Ortega. Gracias por vuestro recuerdo, gracias por vuestra memoria que contribuirá a que se sepa la verdad, a que se haga justicia y se repare a las víctimas. A que nunca vuelve a repetirse algo así.

Como Asociación para la recuperación de la memoria, como parte del movimiento memorialista de Andalucía, hubiéramos querido clausurar la Muestra de Cine celebrando la tramitación parlamentaria del Proyecto de Ley de Memoria Democrática de Andalucía. Pero no ha sido posible. Lamentamos que se haya incumplido el compromiso político con las víctimas del franquismo, con sus familiares, con el movimiento memorialista, con quienes dieron su vida por la democracia y por la República y, en definitiva, con la ciudadanía. Un compromiso que no ha sido posible por intereses estrictamente electoralistas, partidarios. Por un oportunismo político que no podemos compartir.

Nos sentimos defraudados como Asociación que ha contribuido a la elaboración del Anteproyecto de Ley, porque esa decisión política se lleva por delante, además, el esfuerzo, el compromiso y el trabajo generoso que se ha desarrollado desde la Dirección General de Memoria Democrática, con Luis Naranjo y todo su equipo, y desde la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, con el vicepresidente Diego Valderas a la cabeza, para sacar adelante esta Ley. Una Ley imprescindible, necesaria para la convivencia.

Por ello, reclamamos a los partidos y al as organizaciones otra manera de hacer política, que anteponga los intereses de las personas a los intereses partidarios. Una política que esté del lado de los desfavorecidos, de los colectivos más vulnerables: de las mujeres, de los jóvenes, de los mayores. De las víctimas del franquismo. Un país democrático no puede permitirse tener víctimas en las cunetas. Ni caminar sobre cadáveres. Pero, tampoco, familias desahuciadas de sus hogares, pobreza infantil, trabajadores y trabajadoras precarias en el umbral de la pobreza.

Por todo ello vamos a seguir trabajando. Para que Andalucía tenga un política pública de Memoria que nos permita mirar al pasado con ojos de futuro y para tener la comprensión de todos los ciudadanos con nuestra lucha. Lo consideramos un deber ineludible.

Seguiremos trabajando para que no se entierren en el olvido los nombres de tantos hombres y mujeres que entregaron su vida para que nosotros, nosotras, pudiéramos vivir en una sociedad democrática, más justa. Nombres, hombres, y mujeres, que pocos recuerdan y que, aún menos, reconocen su valor y su entrega. Vamos a seguir trabajando para tener un país decente en el que no quepa la desigualdad, la impunidad ni la injusticia. Para ganar la sociedad para la ciudadanía.

Clausura grupo asociación L1010465Por eso nos sentimos legitimados para hacer un llamamiento a los ciudadanos y ciudadanas para que en las próximas citas electorales apuesten por aquellas opciones políticas que se comprometan con la verdad, con la justicia y con la reparación de las víctimas del franquismo. Con aquellos que garanticen la prioridad de que Andalucía tenga una política pública de Memoria Democrática. De manera especial, hacemos ese llamamiento para que en nuestra ciudad, en Motril, el próximo equipo de gobierno municipal apoye decididamente la recuperación de la Memoria, y sea un asunto prioritario por encima de las operaciones inmobiliarias de cesión de suelo municipal, para la especulación desde intereses privados o para la construcción de capillas en nuestras playas.

SALUD y MEMORIA.

 

 

Deja un comentario